1. Proceso nacional relacionado con el 30% marino

 

Sobre la iniciativa internacional 30x30

 

  • La iniciativa internacional 30x30 se enmarca dentro de la Coalición de Alta Ambición para la Naturaleza y las Personas (HAC por sus siglas en inglés) que se relaciona directamente con la implementación del marco post 2020 del Convenio de Biodiversidad ratificado por Costa Rica en 1994.
  • El HAC es un grupo intergubernamental de 60 países copresidido por Costa Rica y Francia, y por el Reino Unido como copresidente en temas de océano. Esta iniciativa promueve un acuerdo global para la naturaleza y las personas con el objetivo de proteger al menos el 30 por ciento de la tierra y los océanos del mundo para el año 2030. El objetivo 30x30 es un objetivo global que tiene como meta detener la pérdida acelerada de especies y proteger ecosistemas vitales que son la fuente de nuestra seguridad económica.

 

Sobre el proceso nacional relacionado con el 30% marino

  • El territorio costarricense es 92% mar. El país tiene 27% del área terrestre protegida. Sin embargo, únicamente tenemos protegido el 2.9% del área marina. Existe una necesidad de conservar y manejar sosteniblemente nuestros mares, que son una fuente primordial para la productividad y resiliencia ante fenómenos del cambio climático.
  • Aumentar el porcentaje de protección en ecosistemas marinos clave implica la identificación de su rol como sitios de reproducción y alimentación de especies de alto valor comercial, impulso del turismo sostenible, entre otros. La conservación de sitios esenciales para la reproducción de especies permitirá garantizar la seguridad alimentaria, económica y ambiental de las personas que dependen de un océano sano, resiliente y productivo.
  • Las áreas marinas protegidas permiten la recuperación de especies de interés pequero. La recuperación de estas especies beneficia a las pesquerías locales gracias al efecto rebose. El efecto rebose se da cuando la abundancia de peces aumenta dentro de un AMP, fomentando que algunos individuos se mueven hacia las zonas adyacentes debido a la competencia por los recursos. Es decir, se exportan peces desde las AMPs hacia sus zonas adyacentes.
  • Estamos realizando un análisis y priorización de necesidades, inversión y vacíos actuales en términos de conservación. Lo esencial en esta primera fase es determinar las prioridades para colocar la inversión actual, además se está estudiando el vacío financiero para el manejo efectivo de las Áreas Marinas Protegidas existentes.
  • Como segunda fase se desarrollará una estrategia financiera que garantice los mecanismos financieros necesarios para alcanzar la meta del 30x30 y por último como fase 3 se espera obtener un costeo y planes de financiamiento específicos para cada área marina protegida.
  • El plan para los próximos meses es realizar el análisis del ordenamiento de las aguas circundantes del Parque Nacional Isla del Coco. Esta es el área de partida núcleo y que contribuirían para llegar a ese 30% marino. Dichos esfuerzos requerirían trabajo técnico y un esfuerzo de gestión de fondos y consolidación de gobernanza para que los espacios sean realmente protegidos y no se conviertan áreas de papel. El objetivo es alcanzar un modelo de gestión óptimo y adecuado.