IMN en su 133 aniversario pone a disposición de la ciudadanía nuevos servicios

7 de abril de 2021

 

 

  • 133 años de actividad continua para el beneficio social y económico del país.
  • Hoy el IMN cuenta una red de más de 200 estaciones meteorológicas de amplia cobertura nacional
  • Para este aniversario presenta el servicio de pronóstico en rutas, parques nacionales y playas

 

En medio de su 133 aniversario, el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) celebró que siempre ha estado presente para brindar servicios a la ciudadanía , lo que muestra que la institución ha sido partícipe del desarrollo del país, teniendo siempre el servicio como misión prioritaria, así como la atención de la meteorología en todos sus aspectos y ámbitos nacionales.

Andrea Meza Murillo, Ministra de Ambiente y Energía destacó: “Sin duda alguna, todo lo que el IMN ha producido a lo largo de 133 años de vida, se lo debe al compromiso del personal que labora y ha laborado para nuestra institución, siempre comprometida con los principios del desarrollo humano sostenible. Agradecemos al personal actual, así como a todos los que han sido parte de esta centenaria institución. “

Por su parte Werner Stolz, director del IMN indicó que “Nos hemos propuesto innovar en todas sus áreas de trabajo, con el objetivo de brindar un servicio eficiente y eficaz a la población costarricense, respondiendo a los retos actuales a nivel nacional, regional y mundial. Prevemos emitir pronósticos del tiempo que sean de gran utilidad para la agricultura, el turismo, la aviación, el transporte terrestre y todas las áreas productivas de país. Continuaremos con la mejora continua de la red nacional de estaciones meteorológicas y los sistemas de observación remota, seguiremos comprometidos con la eficiencia y la calidad y con un servicio que responda a las necesidades de Costa Rica. Fomentaremos todas las actividades que conlleven a la mejora de la atención de la seguridad climática del país ante eventos extremos y siempre estaremos comprometidos con el quehacer científico y la investigación.”

En el marco de esta celebración, el IMN anunció hoy el nuevo servicio de Pronóstico en Rutas, disponible a partir de junio, el cual consiste en un informe de rutas nacionales el mismo contiene información de diagnóstico de las condiciones imperantes en el país condiciones meteorológicas y también conlleva una serie de recomendaciones con relación a esas condiciones que se están presentando, así como un pronóstico ligado a las mismas.

Al respecto, Eladio Solano, Jefe del Departamento de Meteorología Sinóptica y Aeronáutica, detalló que “se muestra cuál es la evolución de estas, además se muestra una gráfica donde se observan estas rutas nacionales con las con las diferentes condiciones en particular de la saturación de los suelos en los que se muestra  si efectivamente esa fracción de saturación es alta o baja situación que también permite determinar qué tipo de impacto se pueden presentar en estos diferentes tramos de las carreteras ya sean estos por ejemplo, posibilidades de inundación o deslizamientos, evidentemente también en zonas que son vulnerables que son muy conocidas por mencionar algunas por ejemplo ,rutas como la ruta 32 hacia Limón también algunos tramos de la ruta 27 que se han visto afectados y por qué no decirlo también la ruta 1, a la altura del Cerro de la Muerte donde son sectores en que no solamente tenemos problemas de saturación por exceso de  lluvias sino también por problemas en este caso de deslizamientos.

Además, confirmaron que, para el segundo semestre del año, se contará con un pronóstico para parques nacionales y playas. El IMN también trabaja en el mejoramiento sustantivo en los modelos de predicción del tiempo y la modernización de la red meteorológica.

Con la firma del decreto el  7 de abril de 1888, se creó el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), durante la administración del presidente Bernardo Soto Alfaro (1885-1889), como una iniciativa de Mauro Fernández. Este hecho, constituyó un gran  desafió en el desarrollo del pensamiento científico de finales del Siglo XIX en nuestro país. En sus inicios sus oficinas estuvieron ubicadas en el  ubicada en el en el Museo Nacional.

Hoy el país dispone de la mayor cantidad de profesionales en meteorología en la historia del país, una red de más de 200 estaciones meteorológicas de amplia cobertura nacional, un sistema robusto de computación para actividades científicas, modelos numéricos de muy alta resolución, sistemas de observación con tecnología de punta, estudios aplicados en diversos ámbitos particularmente en la variabilidad climática y cambio climático, así como la atención oportuna de  los aeropuertos internacionales y los servicios meteorológicos demandados a nivel nacional e internacional.

 

Su Historia

De acuerdo a los registros históricos, los primeros datos meteorológicos se deben al científico Oersted, quien en 1846 realizó una exploración geográfica en el país. A mediados del siglo XIX, se generó el interés de establecer un observatorio meteorológico en el país, idea que fue impulsada por el Dr. Fernando Streber en 1873. La Oficina de Estadística incluyó desde sus orígenes en 1861, la recopilación de la información meteorológica como una de sus tareas primordiales. Esta situación motivó a la participación de Costa Rica en la primera Red Internacional de Datos Meteorológicos en 1877.

En 1887 se establece el primer observatorio Meteorológico Nacional bajo la dirección del científico suizo Dr. Henri Pittier. Sin embargo, no fue hasta el 7 de abril de 1888 que se publica en la gaceta la creación del Instituto Meteorológico Nacional y se nombra al Dr. Pittier. Se da inició a las primeras observaciones sistemáticas de lluvia y temperatura de San José y el estudio del clima del país. En su administración Costa Rica se adscribió a la Organización Meteorológica Internacional (OMI). Al año de su fundación, el Instituto Meteorológico Nacional pasó a formar parte del Instituto tuto Físico Geográfico, siempre bajo la dirección de Pittier.

Dado que en 1936 el Instituto Geográfico se suprimió por falta de presupuesto, los instrumentos meteorológicos se trasladaron al Departamento Nacional de Agricultura, del Ministerio de Fomento. A partir de 1944, se creó de nuevo el Servicio Meteorológico y Sismológico como dependencia del nuevo Instituto Geográfico Nacional. En esta época la información se recibía inicialmente por radio, y luego, con el avance de la tecnología, por teletipo.

El Servicio Meteorológico y Sismológico estuvo dirigido de 1948 hasta 1968 por el Ing. Elliot Coen París. Él fue el artífice de la reestructuración del Servicio Meteorológico, y trasladó su sede al Museo Nacional. También logró que el país entablara relaciones con la Organización Meteorológica Mundial (OMM), ingresando como estado miembro de dicho organismo en 1958. En 1963, motivado por los efectos de la erupción del Volcán Irazú y las inundaciones del Río Reventado (Cartago) se negoció la adquisición de un importante equipo meteorológico, incluyendo un radar.

A partir de 1970, y con el apoyo del Proyecto Hidrometeorológico Centroamericano, auspiciado por la OMM, se renovó el equipo de medición, se instaló una red básica y seis estaciones sinópticas con programas de observación de 12 horas al día.  De este modo se recuperan y depuran los datos meteorológicos en una base de datos. En 1973, mediante la Ley 5222, se crea el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), adscrito al Ministerio de Agricultura y Ganadería. Posteriormente, la Ley 7152 de 1990, traslada al IMN al Ministerio de Recursos Naturales, Energía y Minas (MIRENEM), el cual a partir de 1995 pasa a llamarse Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) como una dirección adscrita.

El IMN cuenta en el año 2021 con 133 años de actividad continua para el beneficio social y económico del país.