• +506 2233-4533
  • Lunes - Viernes: 7:00 am - 3:00pm

COSTA RICA LIDERÓ NEGOCIACIONES AMBIENTALES DE LA 15º CONFERENCIA DE LAS PARTES DE LA CONVENCIÓN SOBRE DIVERSIDAD BIOLÓGICA

23 de diciembre de 2022

 
COP15 EN CANADÁ

 

Franz Tattenbac Capra, Ministro de Ambiente y Energía lideró la delegación de Costa Rica en el Segmento de Alto Nivel de la  Conferencia de las Partes (COP15) de la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB) en donde se negociaro las 23 metas del Marco Mundial de Biodiversidad Posterior a 2020, con el objetivo de lograr la armonía con la naturaleza para el año 2050.

 Costa Rica, copresidió, junto a sus homólogos de Francia y Reino Unido, la segunda reunión ministerial del Comité Directivo Internacional de la Coalición de Alta Ambición para la Naturaleza y las Personas (HAC for Nature and People, por sus siglas en inglés), iniciativa que suma a más de 116 países comprometidos con la meta de protección y conservación del 30% de la tierra y los océanos para el 2030, conocida como la meta del 30x30. Se contó con la participación a nivel ministerial y de alto nivel de los 14 países miembro, así como de 7 altos representantes de organizaciones filantrópicas internacionales, que guiarán la coalición en la etapa de implementación de la meta del 30x30 al 2030.

Se logró la manifestación de compromisos financieros para implementación del 30x30 por parte de países desarrollados y filántropos, así como ofrecimientos de cooperación técnica e intercambio de conocimientos por parte de países en desarrollo, entre ellos Costa Rica. 

El Ministro costarricense participó también, en una conferencia de prensa ministerial, organizada por  Steven Guilbeault, Ministro de Ambiente de Canadá, y que contó con la participación ministerial de países como Estados Unidos, Francia los Emiratos Árabes Unidos, España , Reino Unido, Bélgica ,  Chile; entre otros, y brindó  un espaldarazo a las negociaciones del Marco Mundial de Biodiversidad Posterior a 2020 y en específico, a la meta que apoya la protección y conservación de al menos 30% de las áreas marítimas y terrestres. 

El jerarca asistió además, al evento ministerial del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR) como ejemplo de esfuerzos de conservación transfronterizo, en donde se compartieron experiencias y se esbozó el trabajo conjunto entre los países miembros del CMAR, como una iniciativa de cooperación regional eficaz para la conservación de las especies y los paisajes marinos del Pacífico Oriental Tropical Central, disminuyendo las amenazas e impactos; y asegurando la utilización sostenible de las especies y ecosistemas marinos para beneficio de la humanidad.  

En el marco de las sesiones paralelas y eventos de alto nivel, se sostuvo un intercambio ministerial coauspiciado por Costa Rica y Francia, que involucró además, a países como Chile, Alemania, Nueva Zelanda, España, Palau y Vanuatu, llamando la atención sobre el peligro de iniciar la explotación de los fondos marinos. Nuestro país hizo un llamado a la comunidad internacional para que no se autorice la minería en el mar profundo hasta que no se cuente con un marco regulatorio sólido y mientras no se posean los suficientes datos biológicos, ambientales y ecosistémicos que permitan evaluar, con base en evidencia científica, los proyectos mineros, garantizando el cumplimiento de la obligación que deriva del artículo 145 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, de proteger eficazmente el medio ambiente marino, sus ecosistemas y la biodiversidad de los efectos nocivos de la minería. En la sesión, y gracias al llamado realizado por Costa Rica, realizado por el ministro, ante la Autoridad de los Fondos Marinos,  Gina Guillen, conectada de forma remota, se coincidió en que se debe aplicar el Principio Precautorio , y hacer un llamado a otros países a apoyar una prórroga precautoria  al inicio de la minería de fondos marinos  hasta tanto no se pueda garantizar la protección efectiva del ambiente marino.

Se  participó además como país, en el evento de alto nivel de lanzamiento del Observatorio Global de Biodiversidad del Suelo (GLOSOB) de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), junto con la Directora Adjunta del organismo,  María Helena Semedo, y la Vicepresidente y Ministra de Transición Ecológica de España,  Teresa Ribera.

En su intervención en la plenaria ministerial de la Conferencia, en la que participan los 196 países miembro de la Convención sobre Diversidad Biológica (CBD), Tattenbach Capra reafirmó que es deber de los líderes mundiales, negociadores y ejecutores de los acuerdos internacionales de la Convención, honrar el compromiso de apoyar la adopción de un ambicioso Marco Mundial de Biodiversidad, tomando en consideración triple crisis planetaria de alarmante pérdida de biodiversidad, el cambio climático y la desertificación.

El jerarca reafirmó que la posición histórica de Costa Rica,  a favor de la protección ambiental, y que por ello, el país ha utilizado las métricas más ambiciosas disponibles para monitorear la conservación de la biodiversidad y el cambio climático, utilizando la cobertura forestal natural y el uso de la tierra y las emisiones del cambio de uso de la tierra. De igual forma, indicó que el país ha logrado desacoplar la producción agropecuaria de la deforestación, y se encuentra promoviendo una iniciativa de Paisajes sostenibles, como un país Cero Deforestación que somos, lo cual que incide en que la producción agrícola y pecuaria se haga bajo estrictos márgenes de sostenibilidad, que vincula el control de la deforestación y la producción agroalimentaria, con el comercio internacional.

El Ministro manifestó a la plenaria de ministros de ambiente, que Costa Rica es un país comprometido con el medio ambiente, la sostenibilidad y el uso adecuado de los recursos marinos, buscando generar condiciones de vida favorables para las poblaciones costeras, en particular las y los pescadores artesanales, utilizando la ciencia y la tecnología en beneficio del ser humano. Concluyó, instando a las diferentes delegaciones para que esta COP finalizara con la aprobación de un Marco Mundial de Biodiversidad verdaderamente ambicioso, en un marco de monitoreo vigoroso apoyado por un marco de financiamiento que tome en cuenta los recursos de todas las fuentes, así como la cooperación en sus diferentes modalidades, y tomando en consideración los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales.